La transformación digital, el reto de las pequeñas y medianas empresas

Escrito por Guillermo Taboada el 10/04/2016

La falta de recursos e inversión agudiza el ingenio, por ello son las pymes las que tienen en su mano sacar el mayor partido a las herramientas digitales e Internet.

La transformación digital es un proceso de gestión que orienta la estrategia, la cultura, los procesos y las capacidades de una organización para canalizar las consecuencias generadas por la nueva economía digital  y desarrollar negocio.

Dado que las empresas más digitalizadas venden más y son más rentables, según Mckinsey, podemos afirmar que este proceso es un factor clave en las empresas españolas.

En un escenario económico caracterizado por empresarios con mucho talento, gran capacidad de negociación y de generación de negocio, la profesionalización de los equipos de dirección se convierte en un paso estrictamente necesario para abordar la transformación con garantías.

¿Por qué digitalizarse? las cosas ya no suceden bajo nuestros pies, sino sobre nuestra cabeza, los hábitos de consumo cambian, disminuyen las barreras para realizar nuevos proyectos, la bidireccionalidad en la comunicación propicia nuevos modelos de negocio y los usuarios demandan más innovación para mejorar su calidad de vida.

Lo digital ha multiplicado exponencialmente la habilidad de conectarnos de modo que ahora la mayor parte de la población está conectada, y también es cada vez más generalizada la conexión a los objetos cotidianos que más utilizamos.

Son estas razones las que están llevando a las empresas a replantear toda su organización:  el marketing, el desarrollo de marca, la atención al cliente, la selección de personal, la comunicación interna, la relación con los proveedores, la investigación de mercados, los procesos de internacionalización, la gestión de crisis, los procesos de innovación, la formación de personal… para abastar todos y cada uno de los procesos.
 
Hay unanimidad en el papel relevante de las personas, junto a la tecnología como factor de éxito en el nuevo entorno digital, por tanto para llevar a cabo el proceso de transformación digital el principal desafío consiste en transformar la mentalidad de las personas y la cultura de la organización, por ello el área de Dirección de Personas se va a convertir en un departamento clave en las organizaciones, pasando de la actual gestión administrativa, a la dirección y desarrollo de las personas. Poner a las personas en el centro de la estrategia es el gran reto de toda organización.

Sin embargo, a pesar de la claridad de los datos que muestran una necesidad perentoria, hay muchas razones por las que no se acometen estos procesos, siendo las más importantes la falta de percepción por parte de la Dirección y la ausencia de conocimientos y capacidades para abordarla.
 
En este sentido todos los nuevos modelos de externalización de servicios, como el interim management y las redes de colaboración de profesionales, entre otros, están facilitando a las Pymes abordar estos procesos tan necesarios para poder ser competitivos en un mercado incierto, volátil y muy cambiante. Si a esto añadimos la democratización de la tecnología, no hay razones que impidan llevarlo a la práctica.

La falta de recursos e inversión agudiza en ocasiones el ingenio por ello son las Pymes las que tienen en su mano sacar el mayor partido a las herramientas digitales e Internet.

Para terminar una excelente frase de Heráclito: "No hay nada permanente excepto el cambio."

Etiquetas

twitter facebook google+ lnkedin
Escrito por:

Guillermo Taboada
Director de negocio en Interim Manager Consulting
Ver todos sus posts ->