¿Somos Partners en Gestión y Desarrollo de Personas?

Escrito por Olga López Arias el 20/03/2016

Los profesionales de Gestión y Desarrollo de Personas trabajamos con y para las personas.

Últimamente hemos oído hablar mucho sobre la nueva figura de los, a mi modo de ver, mal denominados Departamentos de RRHH. Como todo en la vida es cuestión de adaptarse a los tiempos cambiantes y seguir avanzando en la misma dirección que lo hace la sociedad.

Que vivimos en la era digital, no es ninguna novedad,  y si lo es....... La Tecnología está invadiendo todas las esferas y actividades empresariales, y por ende también  las profesionales, y en las relaciones personales no iba a ser menos.

Por todo ello los profesionales que nos dedicamos a la Gestión y Desarrollo de Personas no podemos actuar de espaldas a esta nueva realidad sino, muy al contrario ya que trabajamos con y para personas tendríamos  que ser, en muchos casos, pioneros en el avance y utilización de medios tecnológicos en nuestras actividades.

Algunos son de la opinión que con todo esto solo conseguimos “deshumanizar” y “despersonalizar” nuestra profesión. Yo creo que es todo lo contrario, la acercamos más a la forma de actuar de la sociedad actual, de trabajar, de relacionarse, en definitiva, nos acercamos más a las PERSONAS.

Con esta nueva perspectiva muchos empresarios,  y también porque no decirlo muchos consultores, quieren subirse a “las nuevas modas de los RRHH: Empower Branding, Business Intelligence,  Balance Scorecard, retribución a la carta, competencias y habilidades, desempeño, y un largo etc…. ya que han detectado que en convenciones y reuniones del sector, las empresas de la competencia están desarrollando políticas y modos de hacer que ellos no conocen, no aplican y en muchos casos, tampoco entienden.

Hasta aquí  todo puede ser justificable, que una empresa esté abierta a nuevas formas y modelos de hacer empresa es muy loable y recomendable, pero ¿cuál es el motivo que las lleva a hacerlo?  ¿qué pretenden con ello?

Yo siempre he defendido la necesidad de cuidar y atender a los empleados, independientemente del tamaño de la empresa, y del perfil técnico y nivel retributivo de la plantilla. Pero hay una serie de premisas imprescindibles cuando se quiere abordar cualquier proyecto relacionado con la gestión de personas: es necesario la máxima involucración de la Dirección, y el establecimiento de metas muy claras a conseguir con dicho proyecto.

Una Empresa que hasta la fecha simplemente tiene un departamento de nóminas no puede pretender desarrollar en su compañía como premisa inicial, un Sistema de Gestión por competencias, del mismo modo que un consultor no debería de acceder a ello, pues es posible que ni el empresario ni el 60% de la plantilla sepan que son las competencias, para qué sirven y cómo se aplican.

Las cosas hay que empezarlas por la base, poco a poco e intentando crear “cultura” en la compañía o cambiar la existente: que se familiaricen con determinados términos y formas de actuar, que se habitúen a evaluar a la gente, a darle retroalimentación, a reunirse y comunicarse con sus colaboradores y compañeros, en fin, que empiece a cambiar su forma de gestionar la empresa.

En mi opinión, una forma estupenda de iniciarse en una empresa es por medio del Manual de Puestos de Trabajo. Nos da la oportunidad de poder hablar con los diferentes profesionales y con sus responsables sobre lo que hacen, responsabilidades y tareas, competencia técnica necesaria para el desempeño del puesto, con quien se relaciona interna y externamente, dependencia jerárquica y funcional, que magnitudes manejan dentro de la empresa….es decir hablar sobre el puesto y el ocupante, abriendo así las puertas a la comunicación y tomando el pulso de empresa. Con ello nos introducimos en el núcleo y desde allí trazaremos la ruta necesaria a seguir según las necesidades y singularidades de dicha empresa.

Los profesionales de Gestión y Desarrollo de Personas, como decía anteriormente, trabajamos con y para las personas y por tanto, sabemos lo que un empresario y su empresa necesitan. No hay dos empresas iguales y lo que en una funciona en otra puede no ser operativo.

Que los empresarios nos vean como una ayuda, como sus asesores y Partners en el desarrollo de sus equipos, colaboradores para que sus empleados se sientan mejor y más comprometidos, y por tanto que  su empresa mejore en rentabilidad, bienestar y calidad humana.

Es nuestro PERSONAL BRANDING.

twitter facebook google+ lnkedin
Escrito por:

Olga López Arias
Profesional de la gestión y desarrollo de Personas
Ver todos sus posts ->