Aspirinas contra la Infoxicación

Escrito por Mario Cernadas el 14/12/2015

El big data y el business intellegence aspirinas contra la infoxicación al alcance de la empresa.

En la sociedad el conocimiento ha surgido una nueva palabra que define muy bien el exceso de información a la que estamos sometidos, "Infoxicación". El termino lo introdujo por primera vez Alfons Cornella, Fundador de Infonomía allá por el año 2000, y ya describía muy bien qué era "Es el resultado de un mundo en donde se prima la exhaustividad ("todo sobre") frente a la relevancia ("lo más importante").
 
15 años después, la información que recibimos ha ido creciendo exponencialmente. Al día, en YouTube se ven cientos de millones de horas de vídeos, en Twitter se registran 500 millones de tuits y se realizan unos 3.500 millones de comentarios en Facebook. Las redes sociales han propiciado también que la información que antes nos pasaba desapercibida ahora nos llegue directamente al móvil rebotada por alguno de los cientos de "amigos" que solemos tener.
 
Esta realidad presente en el día a día de todos nosotros también ha llegado a las empresas. Cada vez más, las organizaciones se encuentran con cantidades exageradas de datos que deben procesar. Datos de clientes, de proveedores, de la competencia, del mercado … y con el internet de las cosas, datos de cualquier dispositivo que esté conectado a internet. La buena noticia es que las organizaciones podrán tener acceso a datos de los clientes que nunca antes habían tenido y que le ayudaran a mejorar el negocio, pero eso sí, en cantidades ingentes que si no tratan adecuadamente pueden producir indigestión y dolor de cabeza.
 
Ante este escenario tenemos dos tipos de aspirinas que pueden ser compatibles, pero que debemos administrar en función del reto al que nos enfrentemos. Por un lado, tenemos el Big Data que nos permite analizar datos desestructurados presentes sobre todo en internet, como pueden ser comentarios de clientes en Facebook, sentimientos de los tuits respecto a un producto o información recopilada por el internet de las cosas. Dada la desorbitada cantidad de datos que se procesan en el Big Data, de antemano nunca sabemos si van a ser datos útiles o no, realmente el objetivo es extraer patrones que analizándolos pueden aportar conocimiento para el negocio.
 
La otra aspirina que podemos usar es el business intelligence (BI) o inteligencia de negocio. Esta herramienta de análisis nos permite estructurar la información útil y relevante que suelen tener las organizaciones en sus sistemas de información tradicionales (ERP, CRM …) y en otras fuentes. Realmente lo que hacemos en el BI es poner bengalas en este mar de información que tienen las empresas. Nos permite focalizar la atención en donde realmente es importante, y no en lo superfluo, permitiendo a los gestores tomar decisiones mucho más rápido.
 
Al final el tratamiento está claro, pero la pregunta es ¿las empresas saben que están infoxicadas?

Etiquetas

twitter facebook google+ lnkedin
Escrito por:

Mario Cernadas
Director de tecnología en INTERIM MANAGER CONSULTING
Ver todos sus posts ->